Por qué es importante convertirse en una empresa data-driven

• Las carencias con las que cuentan las compañías en Business Insights son la escasez de perfiles de analista de negocio, la falta de cultura analítica y la dificultad que tiene el uso exhaustivo de herramientas de Analítica Avanzada

Muchas empresas continúan centradas en los márgenes, los beneficios, el retorno o la cuota de mercado, pero parece que están dejando de la lado algo que es igualmente importante: el análisis de los datos. ¿Y esto qué significa? Significa situar los datos en el centro y basar la toma de decisiones en hechos fundamentados. Lo que comúnmente se conoce como adoptar una cultura analítica dentro de la organización de la empresa.

Uno de los principales requisitos que necesitan incluir las compañías es contar con un Analista de Datos. Según el periódico estadounidense The New York Times esta profesión es la “más sexy” del siglo XXI, ya que es uno de los perfiles profesionales más demandados hoy en día y mejor remunerados. Se estima que hubo casi 200.000 vacantes que quedaron sin cubrirse durante 2018.

Este tipo de perfil es tan importante dentro de la organización porque tiene la capacidad de interpretar la avalancha de datos que tanta inversión le ha costado a la empresa recopilar. Además, es importante que conozca al detalle el sector de actividad de la compañía para la que trabaja y su ADN, sin olvidar el amplio abanico de herramientas tecnológicas de Analítica Avanzada.

CÓMO EL ANÁLISIS DE DATOS AYUDA A EXTRAER EL MÁXIMO PROVECHO A TU NEGOCIO

Incorporar a la plantilla un Analista de Datos también implica que el uso del Excel se verá reducido en cuanto a la realización de informes y el análisis posterior de los datos. Hoy en día existe una gran variedad de herramientas de Analytics que se adaptan perfectamente a las necesidades de las empresas.

Todo este conjunto de cambios implica modificaciones en la organización general de la compañía, por lo que es un proyecto que requiere tiempo y dedicación para ejecutar todas estas nuevas prácticas.
Se acabó tomar decisiones basadas en la intuición y en la larga experiencia de los directivos, ahora hay que adaptarse a la cultura del dato y tomar decisiones basadas en la evidencia. Si estos datos se explotan correctamente impactarán positivamente en los ingresos, gastos, personas, operaciones y en muchas otras variables dentro de la organización.

pie artículo

Este artículo fue escrito por de SDG Group.

22-feb-2019 13:00:07

¡Subscríbete a nuestro blog!

Artículos Recientes